ENVÍO GRATIS A PARTIR DE 45 EUROS

Por San Blas, las cigüeñas verás. Y también el Museo Vostell

Por San Blas, las cigüeñas verás. Sobre todo si te animas a visitar el fascinante Museo Vostell Malpartida, situado en el paraje natural de Los Barruecos, a 14 km de Cáceres. Los Barruecos fue declarado Monumento Natural en 1996, y cuenta con una de las mayores poblaciones de cigüeña blanca de España. Hay más cigüeñas que personas. Si te gusta la naturaleza y el arte contemporáneo, es perfecto para ir una mañana o una tarde, y completar una magnífica escapada de fin de semana en Cáceres.

01-Yosíquesé-Vostell

02-Yosíquesé-Vostell

Resulta que Wolf Vostell llega a Malpartida en la primavera de 1974, conoce Los Barruecos, y se queda loco (y enamorado del lugar). Total, que le dice al Alcalde del pueblo que quiere montar un museo al aire libre en aquel paraje idílico e voilà, nace el Museo Vostell, fusión de naturaleza y arte vanguardista; utilizando el automóvil como eje central de sus obras.

03-Yosíquesé-Vostell

Vostell fue descubridor de la técnica del Décollage, padre de Happening en Europa e iniciador del movimiento Fluxus. Y sus obras de arte tienen como temática el mundo del consumo y el capitalismo, la II Guerra Mundial y los grandes problemas del sXX.

04-Yosíquesé-Vostell

En las obras que podréis contemplar en el museo, veréis como Vostell da rienda suelta a su deslumbrante creatividad artística, utilizando un Buick LeSabre 455, un Lincoln Continental, un Cadillac Fleetwood, o un avión de combate MIG. Y también un gran telón de veinte motocicletas superpuestas y alineadas que dan forma a la obra ideada por Salvador Dalí en 1929 llamada «El Fin de Perzival», fruto de la colaboración entre estos dos célebres artistas.

05-Yosíquesé-Vostell

06-Yosíquesé-Vostell

Total, un planazo y un disfrute superlativo. Mucha gente hace senderismo desde Malpartida hasta el museo, que está cerquita, y una vez allí se puede ver el museo y las obras que hay repartidas por el campo, pasear por el lago, y ver las cigüeñas que andan por allí dando una vuelta tranquilamente. Y ojo a las vistas del lago y el paraje natural desde el embarcadero del museo; una maravilla. Un sitio muy bonito en el que respirar paz y tranquilidad a pleno pulmón. Y sólo por un par de euros. También hay una cafetería para tomar un refrigerio en mitad de la visita y relajarse. ¿Os mola o qué? Os quejaréis de plan que os proponemos…

07-Yosíquesé-Vostell

08-Yosíquesé-Vostell

Síguenos

    Archivos

    Yosiquese